Ropa vieja

martaAcompañamiento, Primer plato, Segundo Plato Comments

La receta de ropa vieja se hace con los restos que nos han sobrado del cocido, como explica Carmen en el anterior post.Es muy conocido este plato en Canarias y de aquí se traslado a Cuba y otros países de América. También se usa mucho después de un puchero canario.

Ropa vieja

Siempre suele ocurrir que después de comer la sopa y unos pocos garbanzos y carne, termina siempre sobrando un montón de comida. Y por supuesto, no vamos a tirar a la basura nada. Este plato se basa en hacer un sofrito e ir añadiendo desmenuzado todo lo que nos ha ido sobrando, convirtiéndose en un plato de lo más completo, o como un perfecto acompañamiento de cualquier primero.

INGREDIENTES:

  • Garbanzos, con 100 gr nos vale
  • Carne de pollo, gallina, de morcillo, panceta, punta de jamón, etc
  • Patatas cocidas
  • Zanahorias
  • Chorizo y morcilla
  • 1 cebolla grande
  • 1 o 2 tomates maduros
  • 1 diente de ajo
  • Pimentón dulce, una cucharada pequeña
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 1 vaso de caldo de carne

PREPARACIÓN:

  1. Primero debemos desmenuzar toda la carne. Lo haremos con mucho cuidado de no dejar ningún hueso entre medias. Podemos desmenuzar la carne con las manos o con una tijera. Una vez tenamooda la carne la vamos cortando en tacos y la vamos juntando toda.
  2. Ahora cortamos la cebolla finita, el ajo también muy fino y el tomate debemos pelarlo y si no nos gustan las pepitas, las quitamos también.
  3. En una sartén, añadimos un chorro de aceite y empezamos a sofreír la cebolla y el ajo. En cuanto cojan un poco de color, añadimos el tomate en trozos pequeños. Aplastamos el tomate según se vaya haciendo y a continuación echamos los garbanzos.
  4. Después, poner por encima la carne y dejar que se cocine a fuego lento. Cuando comience a estar tierna la carne, añadimos la cucharada de pimentón y un buen chorro de vino blanco. Dejamos que se evapore el alcohol.
  5. Añadimos la zanahoria y la patata cocida en dados y removemos todo. Si vieramos que no es suficiente el vino blanco, podemos añadirle una taza de caldo de carne para darle más gusto.
  6. Dejaremos que se cocine todo unos 10 minutos. Si os gusta el laurel, podéis añadirle una hoja para cocer con el vino y el caldo.
  7. Por último añade trocitos de chorizo o de morcilla, lo que te haya quedado. Es importante echarlo ahora, para que no suelte un exceso de grasa al conjunto.
  8. Servimos caliente y si nos gusta acompañado o solo.