Mousse de chocolate negro

martaPostre Comments

Cuando haces por primera vez la mousse, es posible que no consigas la consistencia que suele tener, porque según como lo trabajes, así te quedará, es decir, hay que trabajarlo con mucha delicadeza para que no se baje la esponjosidad de la clara a punto de nieve. Aún así y de todos modos, intentarlo hacer, porque no es tan difícil como parece y el resultado es muy bueno.

Precio aproximado del postre para 2 personas: 1.19 euros

INGREDIENTES (para 2 personas):

  • · 100 gr. de chocolate negro(mínimo con 50% de cacao)
    Ingredientes

    Ingredientes

  • · 65 gr. de azúcar
  • · 15 gr. de mantequilla sin sal
  • · 2 huevos grandes (XL)
  • · 1 cucharada de agua

 PREPARACIÓN:

  1. En un cazo, colocamos el chocolate, la mantequilla y el agua. Ponemos al fuego y dejamos hasta que se deshaga y este todo bien mezclado. Quitamos del fuego y dejamos templar, aunque no demasiado, porque volvería a endurecerse. Mientras separamos las claras de las yemas.
  2. Montamos las claras a punto de nieve duro (merengue) con una cucharada de azúcar. Después añadimos el resto del azúcar a las yemas y las batimos hasta obtener un color blanquecino.
    Yemas con el azúcar

    Yemas con el azúcar

  3. Añadir las yemas con el azúcar al chocolate templado con movimientos envolventes. Es importante que el chocolate este templado porque sino al añadir las yemas se cuajaríany el resultado no sería el mismo.
    Claras a punto de nieve

    Claras a punto de nieve

  4. Añade 1/3 de las claras montadas a lo anterior y remueve muy suave de arriba hacia abajo para que no se pierda el aire que está atrapado en las claras. Una vez esté junto, añadir el resto de las claras y seguir moviendo suave.
  5. Para terminar, rellena los vasos donde lo vayas a servir, y deja que se asiente la mezcla 30 minutos antes de meterlo al frigorífico. Ten la mezcla tapada con papel transparente al menos 3 horas en frío antes de servir, pero si lo haces un día antes, estará más bueno y más esponjoso, por lo que el resultado será más rico.

RESULTADO:

Creo que no hace falta que diga nada, pero estaba buenísimo!

Esta es una receta que no se recomienda hacer con los calores del verano porque lleva huevos crudos, y ya sabéis lo que puede pasar, pero si los huevos están recién comprados y tenéis la certeza de que están bien, entonces hacerla. Poco más que añadir, excepto que la hagáis porque merece la pena, sobre todo porque esta fresquito y muy dulce!