Mejillones en escabeche

martaAcompañamiento, Primer plato, Segundo Plato Comments

Una manera estupenda de ahorrar es preparar nuestros propios mejillones en escabeche. Son bastante fáciles de hacer, a parte de que son mucho más sanos porque realmente sabemos lo que llevan y además podemos consumirlos en multitud de platos o incluso solos o acompañados por un poco de arroz blanco.

mejillones en escabeche

Tenemos 2 posibilidades a la hora de elegir los mejillones. Podemos comprarlos frescos, o podemos comprarlos congelados, bien con una de las conchas o bien solo la carne del mejillón. Es verdad que aporta mucho más sabor comprarlos frescos, pero congelados también nos pueden apañar. El precio de esta receta es de 3.42 aproximadamente.

INGREDIENTES:

  • 1 kilo de mejillones
  • 1 cucharada de alcaparras
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • 300 ml de vino blanco (mejor seco)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 50 ml de vinagre de vino blanco
  • 3 hojas de laurel
  • una rama de tomillo (vale seco)
  • 1 clavo de olor
  • 1 cucharada de pimienta en grano
  • sal

PREPARACIÓN:

  1. Si los mejillones son frescos, rascamos bien las conchas y las pasamos por agua fría para quitar adherencias y restos de arena. Dejamos en remojo unos minutos y volvemos a rascar la concha con un cuchillo pequeño. Si son congelados, ponemos en remojo los mejillones para que se descongelen un poco.
  2. Tanto frescos como congelados, los disponemos en una cacerola con 100 ml de vino blanco y dejamos que se abran o cuezan a fuego vivo removiéndolos a menudo.
  3. Retiramos del fuego y los sacamos de la concha, les quitamos las valvas y los colocamos en un bol. Debemos colar el jugo de la cocción y lo reservamos porque aportará un gran sabor al escabeche.
  4. Pelamos la cebolla y la picamos fino y pelamos y picamos las zanahorias en bastones de tamaño medio. Calentar el aceite en una sartén y dorar las zanahorias a fuego vivo. Sazonas con sal y pimienta molida (al gusto).
  5. Agregamos entonces la cebolla, el resto del vino blanco seco, el vinagre, el jugo de las cocción reservado, el laurel, el tomillo, el calvo, los granos de pimienta y la sal. Llevar a ebullición y continuar la cocción durante 5 minutos a fuego suave.
  6. Cubrir los mejillones con la marinada muy caliente pero sin que llegue  hervir, esparcir las alcaparras y mezclar todo suavemente.
  7. Tapar con papel film y dejar que entibie un rato largo. Repartir en cuenco individuales y servir templados en el caso de quererlos consumir. Si no, deja que se enfríe del todo y guardar en la nevera hasta que vayan a ser usados.