Desayuno gourmet y barato

lauraDesayuno Comments

Normalmente hablamos de recetas para la comida o la cena, pero a lo largo del día hay más momentos para comer. Los médicos recomiendan 5 comidas diarias, pero eso no quiere decir que comamos más, si no que repartamos el total en más tomas. De esta manera nuestro metabolismo funcionará mejor. Hoy hablaremos de desayunos, pero con unas recetas deliciosas y económicas. Ahorrar no quiere decir que hagamos la compra buscando los mejores precios, también quiere decir aprovechar los alimentos al máximo.

Nuestro menú para el desayuno es todo un clásico: pan, tomates maduros tipo pera, ajo, sal, naranjas, café con leche y azúcar.

Como principalmente buscamos recetas para ahorrar en nuestra economía diaria, se nos ha ocurrido aprovechar el pan de un día para otro. Por ejemplo vemos una buena oferta en el supermercado y decidimos comprar unas cuantas barras de pan, lo siguiente será cortarlo en rodajas mas o menos gruesas para a continuación meterlas en bolsas. La cantidad dependerá de lo que nos parezca que vamos a usar. Pasan los días y decidimos sacar alguna de las bolsas para descongelar.

Yo prefiero dejarlo en un bol con un trapo de algodón fino encima, así evitamos que las moscas o cualquier insecto lo toquen. A continuación buscamos la sartén más vieja que tengamos y la ponemos al fuego, si tenemos plancha de cocina también nos vale. Mientras se calienta cogemos un rallador y rallamos los tomates maduros pero teniendo cuidado de no lastimarnos los dedos. Cuando terminemos echamos un buen chorro de aceite de oliva, sal y ajo rallado.

Ahora que la sartén empieza a humear, ponemos el pan encima, haciéndolos vuelta y vuelta hasta que lo notemos crujiente y un poco tostado. El siguiente paso es con una brocha, pero que no suelte pelo, repartir la mezcla que hicimos anteriormente sobre el pan caliente. Lo único que nos falta es hacer un zumo de naranja y café con leche, para empezar la mañana con energía y ahorrando dinero.