Croquetas de jamón y patatas

martaAcompañamiento, aperitivo, Primer plato, Segundo PlatoLeave a Comment

Las croquetas son un alimento de lo más completo, aunque quizás más calórico de lo común, pero que comerlas de vez en cuando son deliciosas. Según como las preparemos pueden servirnos como un cocktail perfecto para nuestros amigos o invitados, o como un aperitivo (si las dejamos de un día para otro están muy ricas) o simplemente como un perfecto acompañamiento de nuestras cenas o comidas.

croquetas de patata y jamón

Estas de patata y jamón, son bastante fáciles de hacer, no implica tener nada especial en la nevera, y se pueden hacer con restos que tengamos en casa de patatas cocidas con anterioridad, incluso de las de un guiso.

INGREDIENTES:

  • 3 patatas medianas
  • 200 gr de jamón serrano picado
  • 2 huevos
  • 1 diente de ajo
  • aceite de oliva
  • sal

PREPARACIÓN:

  1. lo primero que tenemos que hacer es cocer las patatas. Podemos cocerlas enteras con piel o cortadas en tacos ya peladas. Podéis hacerlo de cualquier manera, pero os aconsejo hacerlo peladas para que tarde un poco menos al cocerlas.
  2. Las pasamos a un bol, y las machacamos con un tenedor. Si os gustan más suaves, podéis agregarle una nuez de mantequilla y dejar que se deshaga con el calor de la patata. Lo removéis y listo. Ahora, añadir los taquitos de jamón y mezclar bien todo.
  3. En una sartén pequeña agregar una cucharada pequeña de aceite. Freír el ajo sin cortar en el hasta que tenga un poco de color. Cuando esté hecho, ponlo en un mortero y aplástalo con una pizca de sal hasta que quede como una masa. Agregar eso a la mezcla de patatas y jamón y juntar todo bien.
  4. Agregar ahora los huevos de uno en uno, para que veas como va quedando la mezcla. Debe quedar consistente, para que al hacerlas no se deshagan, por eso, si al añadir un huevo veis que ya están suficientemente blandas no añadáis ninguno más.
  5. Cuando esté todo bien mezclado, vamos preparando las croquetas. Con las manos húmedas, coge una porción de masa y hazlas bolas, o cilindros, como más te guste, y pásalas por huevo y pan rallado. Fríelas en abundante aceite hasta que se doren y listas.

Si la masa se te ha quedado demasiado blanda, no pasa nada, hay un truco muy fácil para poder usar la masa. Metelo en la nevera un par de horas o 3 y verás como se ha endurecido un poco más. Y si quieres hacerlas al día siguiente, tapalas con papel film y deja toda la noche la masa en la nevera. Se harán mucho mejor.

El precio de estas croquetas es de 3.36 euros aproximadamente.