Como alargar la vida de los alimentos

Alfonso SBConsejos Comments

fecha de caducidadDurante tu próxima limpieza de nevera o despensa, piénsatelo dos veces antes de tirar algunos alimentos que no parecen estar tan frescos.

Según algunas estimaciones, las personas tiran una cuarta parte de la comida que compran.

En 2012, según la Agencia de Protección del Medio Ambiente, los residuos de alimentos ascendieron a unos 36 millones de toneladas. Pero gran parte de ellos no deberían haberse tirado.

Los cocineros y los amantes de la cocina tienen un montón de trucos para revivir o extender la vida útil de los bienes que se encuentran en sus últimas etapas:

Verduras

  • Un baño de hielo de 15 a 30 minutos puede ayudar a revivir los verdes que se marchitan.
  • Remoja la lechuga, el perejil, la col rizada, u otras verduras en agua fría con una cucharadita de vinagre de sidra de manzana, dice Joanna Runciman, autor ade El Manual de la Mujer Radiante. “Corta un poco del tallo y déjala en remojo durante unas dos horas más o menos,” dice ella. “Por lo general, ellos milagrosamente reviven y se ven como nuevos.”
  • Si aún así no te convence el resultado, siempre puedes hacer un salteado o una crema con las verduras que tengan peor aspecto y verás que seguirán estando ricas.

Frutas

  • Congela los plátanos que se están oscureciendo (después podrás usarlos para hacer galletas, batidos, etc. )
  • Tritura la fruta magullada o demasiado madura y haz en mermeladas y otras conservas.

Frutos secos

  • Mi descubrimiento más emocionante es que si tuestas las almendras, las nueces y otros frutos secos que se han terminado poniendo rancios, conseguirás quitarle ese sabor a humedad y estarán riquísimos.

El azúcar moreno

  • ¡Revive el azúcar moreno duro como una piedra! Puedes machacarlo como se ha hecho toda la vida o meter una toalla de papel húmeda en una bolsa de plástico dentro del recipiente de azúcar durante un día o dos y estará como nueva.
  • Si necesitas resultados más rápidos, coloca el azúcar en el microondas junto con un pequeño recipiente separado de agua. Ven poniendo en marcha el microondas en rondas de 30 segundos hasta que el azúcar esté suelta.

Pan

  • Coloca una toalla de papel húmeda sobre la parte superior de la barra de pan y luego envuélvelo holgadamente en papel de aluminio. Ponlo en el horno a 160 ºC durante unos 15 minutos. El agua de la toalla de papel humedecerá el pan y quedará esponjoso por dentro y crujiente por fuera.
  • Utiliza un procesador de alimentos para convertir el pan duro en pan rallado, dice Runciman. “Estas migajas de pan se pueden freír con un poco de ajo y mantequilla y se añaden a una ensalada, o simplemente se pueden utilizar como pan rallado y queso rallado para una deliciosa guarnición para los platos de tipo lasaña,” dice ella.

Snacks

  • Los chips de maíz obsoletos se pueden calentar en el horno durante unos minutos para conseguir su crujiente de nuevo, dice Todd.
  • Utiliza un procesador de alimentos para convertir las galletas rancias o cereal en migajas, dice Huff. Añadir a la cima de las cazuelas o en albóndigas.
  • Las galletas rancias podemos convertirlas en migas, usando un procesador de alimentos. De esta forma, podremos utilizarlas para hacer la base de alguna tarta o hacer bolitas de galleta y dulce de leche o mantequilla, envueltas en cacao.