Albóndigas de arroz fritas con salsa picante

martaaperitivo, Primer plato, Salsa, Segundo Plato Comments

Estamos acostumbrados a comer las albóndigas de carne, pero las de arroz no se deben quedar atrás, porque son muy buenas y fáciles de hacer. Además no precisamos de muchos ingredientes y es una buena sustitución de las de carne a quien no le guste o no pueda comerlas.

Albóndigas de arroz fritas con salsa picante

Para esta receta vamos a necesitar arroz largo y silvestre, pero se puede hacer solo del largo, lo que pasa es que el silvestre le da un toque inconfundible.

INGREDIENTES: (para 6 personas)

  • 200 gramos de mezcla de arroz largo y silvestre
  • 2 huevos
  • 1 lechuga
  • 1 pepino
  • 1 manojo de cebollas tiernas
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de almendras
  • 2 cucharadas de vinagre de arroz
  • 1 cucharadita de salsa de soja
  • 100 gramos de salsa picante (de guindilla, de chile, etc.)
  • 50 gramos de harina
  • aceite de oliva suave
  • pimentón picante
  • sal
  • pimienta

PREPARACIÓN:

  1. Primero en una cacerola cocemos el arroz con 3 vasos de agua salada hasta que rompa el hervor y después lo dejamos a fuego lento y sin tapa 20 minutos.
  2. Pelamos los ajos y lo picamos finito. Pelamos el pepino y lo cortamos primero longitudinalemente, eliminamos si no nos gustas las semillas y lo cortamos en daditos.
  3. Mezclamos el arroz hervido y escurrido con los huevos, la harina, las almendras bien picadas (si queréis podési machacarlas en un mortero), la sal y pimienta. Con las manos húmedas, formamos las bolitas del tamaño que más nos guste (yo rcomiendo pequeño, del tamaño de una nuez).
  4. Calentamos en una sartén honda una cucharada de aceite y sofreímos las cebollas tiernas picadas y el ajo un par de minutos. Sacamos esto del fuego, removemos con el pimentón y lo pasamos a un cuenco. Añadimos el pepino y la salsa picante escogida y sazonar con el vinagre de arroz y la salsa de soja.
  5. Freír las albóndigas en un poco de aceite caliente unos 4 o 5 minutos hasta que estén doradas. Lavamos la lechuga, la cortamos en tiras y la ponemos en el fondo de una fuente. Colocamos encima las albóndigas de arroz, y servimos con la salsa de pepino puesta en una salsera a parte.

Recomiendo poner la salsa a parte en una salsera, porque a menudo podemos encontrarnos con personas que no les guste o no toleren bien el picante, por ello es mejor que cada uno se sirva lo que quiera en su plato.

Estas albóndigas tienen unas 460 calorías y la ración por persona nos sale por 1 euro.