Recetas de Navidad que puedes dejar preparadas la noche anterior

Alfonso SBaperitivo, cena, Consejos, FiestasLeave a Comment

recetas navideñas

Cuando llega la Navidad todos queremos disfrutar de la familia, los regalos y una buena comida pero ¿de dónde sale el tiempo para prepararla?

Si quieres pasar unas navidades o un fin de año tranquilos, sin tener que preocuparte de nada más que de pasarlo bien, aquí tienes tres recetas estupendas para las fiestas que puedes dejar preparadas la noche anterior y disfrutar del momento como uno más.

Cazuela de Navidad

Esta cazuela se prepara el día antes y se hornea cuando se vaya a comer. Para hacerla, necesitas una bandeja de hornear cubierta  de mantequilla. Llénala de rebanadas de pan tostado, cortado en cuadraditos.

Espolvorea dos tazas de queso rallado y unos 450 gr. de bacon cortado en trocitos pequeños, sobre el pan tostado.

En una licuadora, bate 12 huevos, ½ taza de nata grasa líquida para cocinar, sal y pimienta al gusto.Vierte la mezcla de huevo sobre el pan, cúbrelo con papel de aluminio y guárdalo en el frigorífico.

Al día siguiente, precalienta el horno a 180 grados y hornea la mezcla durante 45 minutos y ¡listo!

Galletas saladas caseras

Para hacerlas, fríe de 8 a 12 tiras de tocino, escurre la grasa y apártalas hasta que se enfríen lo suficiente como para desmoronarse.

En un tazón grande, con ayuda de la batidora eléctrica, bate media taza de mantequilla sin sal y un cuarto de taza de azúcar hasta que la masa quede suave y esponjosa.

Por otro lado, mezcla un huevo, una cucharada de jarabe de arce y una cucharada de azúcar hasta que se mezcle bien. Ahora, mezcla 1 ¾ taza de harina, ½ cucharadita de levadura, una cucharadita de bicarbonato de sodio y ½ cucharadita de sal en un tazón pequeño al que, más tarde, le agregaremos la mantequilla.

Bátelo todo hasta que se unifique la masa. Desmenuza en tocino (bacon si se prefiere) y agrégalo a la masa. Una vez lista, métela en el frigorífico y al día siguiente sólo tendrás que colocarla en la bandeja de hornear con forma de galletas y esperar a que se horneen.

Cuando las vayas a comer, precalienta el horno a 200 grados. Coloca la masa en trocitos sobre un papel de horno en la bandeja y hornéalos durante 12 minutos hasta que el fondo de la galleta quede doradito.

Salmón ahumado

Este es el más fácil de todos pero también es más caro.

El día anterior, corta dos tomates grandes y un par de cebollas moradas. Cuando las cortes, guárdalas en el frigorífico.

Hierve 6 huevos, déjalos enfriar, pélalos y tritúralos utilizando el tenedor. Agrega sal y pimienta al gusto y guárdalos en el frigorífico.

Cuando sea el momento de comerlo, saca todo de la nevera y prepara panecillos de salmón variados, con alcaparras, crema de queso, tomates, cebolla, la mezcla de huevo y aceitunas.