8 consejos para ahorrar en tus barbacoas

Alfonso SBcena, Consejos, Fiestas, Menù completo, Postre, Primer plato, Segundo PlatoLeave a Comment

ahorrar cocinando con barbacoas

Para mucha gente, los fines de semana o el verano son los mejores momento para sacar la parrilla y ponerse a hacer barbacoas. Puede parecer que hacer un par de hamburguesas y perritos calientes es simple y barato pero si lo haces con continuidad los costes empiezan a sumar y terminan siendo más elevados de lo que pensamos. Pero bueno, mejor dejemos de hablar y preguntemos a los chefs y amantes de la cocina cuáles son sus mejores consejos para que ahorres en tus barbacoas.

Aquí tienes los resultados:

Sal de lo tradicional

Las parrillas no son sólo para la carne, también debes usarlas para hacer tus entrantes y postres y aprovechar el carbón o la leña que estés utilizando para mantenerla encendida. Elizabeth Dodson afirma que “la gente no puede creer lo sabrosas que están  las ensaladas con un poco de carne asada a la parrilla”.

Los postres también pueden ser dignos de la parrilla, frutas como los melocotones o los plátanos están riquísimos asados.

Cocina con madera

José Enrique, un gran chef estadounidense y experto en barbacoas, aconseja el uso de una mezcla de carbón y madera como solución menos costosa.

“Es cierto que la madera se quema más rápido, pero el uso de una mezcla entre los dos le ahorrará dinero a largo plazo”, dice.

Algunas maderas, como el roble, pueden transmitir sabores a los alimentos que están en la parrilla.

Evita las carnes preparadas

“Cualquier carne que ya esté cortada, adobada o colocada en pinchos va a costar más, hasta un 60& más”,  dice Andrea Woroch.

“No pagar por la comodidad”, añade.

En su lugar, escoge los cortes de carne más grandes y trocéalos  en partes individuales o en pequeños trozos para hacer pinchitos con adobo casero.

Adobos caseros

Los expertos están de acuerdo: No hay razón para comprar carnes previamente adobadas.

Puedes hacer una gran variedad de adobo para tus carnes con productos que normalmente tenemos en casa, sólo necesitas dejar la carne en el adobo que más te guste la noche antes de hacer la barbacoa.

Usa aromatizadores

Las especias suelen añadir gran sabor por poco dinero.

“Mezcla romero, tomillo, orégano y mejorana en un recipiente pequeño,” dice el chef Paul Simon.

“Cuando se pone la comida en la parrilla, se arrojan las especias a la brasa y éstas les van dando aroma a las carnes, pescados y verduras que se están cocinando”, añade.

Piensa en las verduras

“Si compras en un mercado de agricultores locales podrás obtener verduras de buen tamaño y calidad para la parrilla por poco dinero, lo que por lo general más barato que comprar las proteínas que estabas pensando cocinar”, dice Jay Ducote.

“Obviamente, vas a seguir comprando carne, pero lanzando algunas verduras a la parrilla reducirás la cantidad de carne que necesitas comprar y ahorrarás”, añade Ducote.

Sáltate el aceite en spray

“Para ahorrar dinero cuando vayas a engrasar la parrilla es mejor que compres las botellas de aceite y las metas en un dosificador”, dice Ducote.

Es mucho más barato que comprar sprays de cocina antiadherentes, que son esencialmente la misma cosa.

Deja que la parrilla haga su trabajo

No dejes que el título de Maestro Asador se te suba a la cabeza.

Comprueba que hay alguna referencia fiable que te permita tener controlado el punto de cocción de los alimentos pero no le des la vuelta a las hamburguesas más de dos veces o hagas cortes cada vez más grandes en la carne para ver cuán hecha está.

Según Enrique, si haces eso: “La carne se pondrá dura y entonces nadie querrá comer, lo que se convertirá en un desperdicio de dinero horrible.”

Si tienes algún otro truco para ahorrar en las barbacoas, compártelo con nosotros dejando un comentario abajo. ¡A comer!