Yogur casero

lauraSin categoríaLeave a Comment

El Yogur no sólo resulta un excelente postre que además admite para tal uso un buen número de combinaciones, sino que también se puede utilizar para generar salsas y vinagretas, en definitiva es un producto que da muy buenos resultados y qué podemos hacer en casa ahorrando un dinerito.

Vamos a proponeros hacer yogurt en casa de manera muy sencilla.

Lo primero que tenemos que saber es que el yogur realmente es el producto de un proceso de coagulación que surge de la fermentación de la propia leche a través de una bacteria que añade más valor nutricional a la leche, por tanto lo que haremos será precisamente poner en marcha este proceso de fermentación.

Vamos a necesitar para elaborar 1 l de yogur los siguientes ingredientes:

–          150 g de yogur natural

–          1 l de leche (entera o desatada)

–          Dos cucharadas de leche en polvo

En primer lugar vamos a calentar la leche y la leche en polvo en un cazo buscando justo el punto previo a la ebullición, mantendremos ese punto reduciendo el fuego lo necesario durante unos minutos (lo ideal es unos cinco minutos) tras lo cual apartaremos el caso del foco de calor y dejaremos que la leche enfríe hasta quedar templada.

Una vez templada la leche la pasaremos del caso a un recipiente que puede ser de vidrio o barro pero que necesariamente tiene que tener tapa, después agregaremos el yogur natural iremos removiendo hasta dejarlo bien mezclado.

A partir de ese momento vamos a dejar la mezcla tapada a temperatura ambiente durante 10 horas (la temperatura ideal es de 24° o 25°) removiendo de vez en cuando. Durante estas horas se producirá el proceso de fermentación, una vez comprobemos transcurrido el tiempo que la mezcla ha cuajado uniformemente lo podemos introducir en el frigorífico y ya se encontrará listo para consumo.

imagen hans pixabay.com