El choripán

lauraaperitivoLeave a Comment

Curioso nombre para un delicioso picoteo. La verdad es que de la zona que yo soy no es algo muy típico, y en parte por esa razón me ha sorprendido tanto. Hace no mucho iba yo un día por una de las muchas fiestas gastronómicas de la Comunidad Foral de Navarra, da igual que desayunes o no, por qué a media mañana a todos nos entra un apetito voraz. Me imagino que es lo normal cuando deambulas entre puestos de comida, pero en concreto uno llamó mi atención. No fue el puesto en sí, sino un olorcillo delicioso con un toque picante que me enamoró. No sé si recordáis a Homer Simpson flotando detrás de una nube hacía la comida y gritando “moskis”, pues básicamente eso es lo que hice yo.

Cuando llegué allí mi atención se centró en un curioso bollo de pan con un chorizo dentro. Y eso, en pleno invierno y además caliente es de agradecer. Os voy a enseñar la receta, que es sencilla, económica y rápida. Los ingredientes que necesitamos son los siguientes:

-1kilo de harina para pan.

-150 mililitros de aceite de oliva

-1 huevo grande, si es casero mejor.

-400 mililitros de agua tibia.

-80 gramos de levadura, no de las de sobre, comprad de las que venden al peso.

-1 cucharada de sal.

-5 chorizos curados, si son de Galicia mejor.

En primer lugar separamos un par de cucharadas de harina, el resto lo echamos un bol, haciendo un agujero en el centro donde echaremos el huevo y la levadura disuelta en agua. Con una cuchara de madera lo vamos mezclando todo hasta que quede homogéneo.

El paso siguiente es añadir el aceite y la sal y seguir removiendo, veremos como se transforma en una masa y no en el pegote que era previamente. Limpiamos una superficie como puede ser una mesa o encimera y amasamos lentamente haciendo churros y retorciendo, así durante al menos 10 minutos, hasta que notemos que la masa ya no se pega a las manos. Hacemos una pelota y la dejamos dentro del bol con un trapo ligeramente húmedo de 50 a 60 minutos.

Llegados a este punto tenemos que volver a amasar para que expulse el aire y hacemos varios montoncitos. Metemos dentro el chorizo con unos cuantos cortes para que suelte el jugo y la grasa. Solo debemos dejar que sobresalgan las puntas. Ponemos el horno a 190 grados durante 10 minutos, y cuando llegue el momento metemos la bandeja al horno durante un cuarto de hora aproximadamente y ya estarán listos.