Canelones de carne diferentes

lauraPrimer platoLeave a Comment

Diferentes en este caso significa adaptados a los tiempos que corren; una receta sencilla y barata de cocinar que además tiene un secretillo; he descubierto que a los niños le gusta mucho.

Vamos con los ingredientes, que son muy fáciles;

1 cebolla.

1 diente de ajo.

Aceite de oliva.

Mantequilla.

2 cajas de canelones.

Medio kilo de carne, mitad ternera, mitad cerdo.

2 tarrinas de foigras.

1 bote de tomate frito.

(Hacer una salsa bechamel) (O si se desea comprarla hecha).

Sal.

Queso para fundir en hilos.

Empecemos por los canelones; en una cacerola grande y ancha, ponemos a hervir agua en abundancia sal y un chorro de aceite, cuando hierva échale una cucharada de mantequilla, a continuación vamos echando en el agua hirviendo los canelones uno a uno y removemos a la vez, para que no se nos peguen unos a otros. Los dejamos cocer el tiempo que nos indique la caja, después sacarlos a un escurridor debajo del grifo del agua fría, mientras los pasas por el agua, en una superficie limpia los vamos estirando, reservamos.

Cogemos la cebolla y la pelamos y picamos en trozos muy pequeños y finos, reservamos. Con el ajo repetimos la misma operación.

Ponemos aceite en una sartén grande y doramos la cebolla y el ajo en ella, a continuación le echamos la carne picada y dejamos que se vaya haciendo, antes de que termine de hacerse añadimos las tarrinas de foigras, repartiéndolas bien entre el sofrito, por último, le vamos vertiendo el tomate frito y removiendo, hasta que este espeso.

Con este engrudo iremos rellenando los canelones para colocarlos en una fuente grande de horno, que previamente hemos frotado con mantequilla, para que no se nos peguen, una vez en la fuente, verter por encima la salsa bechamel uniforme por toda la fuente y en abundancia,  y por último, repartir por encima con los dedos el queso en hilos, lo que  necesite y meter en el horno a ciento ochenta grados, de vez en cuando vigilar hasta que este dorada la bechamel y el queso, cuando estén, sacar del horno, y servir. Todos a comer.

Imagen  blmurch flickr creative commons